¿Recuerdas la sensación que experimentabas cuando de pequeño escribías tu carta a los reyes Magos? ¿Cómo te sentías? Era algo muy especial, seguro que para ti también.

Como si todos tus deseos, aquel día se pudieran hacer realidad. Poco importaba la manera cómo iban a llegar los regalos, ni donde los comprarían, ni si tendrían dinero para comprarlos. Aquel día, sentíamos que la magia era real. De pequeños estuvimos muchas veces en contacto con la magia, lo que pasa es que poco a poco lo hemos ido olvidando, y nuestra mente se ha ido cargando de temores, responsabilidades, frustraciones y heridas de todo tipo. Y muchas veces ya no nos atrevemos a soñar, ni tan siquiera a imaginar que podemos soñar.

En alguno de nuestros talleres solemos hacer un ejercicio que consiste precisamente en esto: soñar, y escribir nuestros sueños. En algunas empresas, los creativos utilizan esta técnica para generar ideas, es el brainstorming, es decir la tormenta o lluvia de ideas. En nuestros talleres generamos tormentas de deseos. Igual que cuando éramos niños, sin pensar si lo conseguiré o si será muy difícil, o si no valgo para eso…es decir, toda esta cháchara mental que nos mantiene atemorizados y paralizados.

Hoy, en el día en que los Reyes Magos han traído los regalos a los niños. Te invitamos a que tomes papel y lápiz o te sientes ante tu ordenador y dejes ir tu imaginación. Apunta todo lo que te gustaría hacer o tener durante este año. No te dejes impresionar por los malos augurios ni el pesimismo. Por un momento liberate de tantas malas hierbas que han ido creciendo en tu mente. Llena toda una hoja, dos si hace falta, escribe todo lo que se te ocurra. Deja la lista en un cajón durante unos días. Luego vuélvela a tomar y léela.

A lo mejor muchas de las cosas que has escrito las descartas. Pero, ¿ si hay algo que realmente te sorprende? ¿Algo que ha abierto una ventana en tu mente? ¿I si te das cuenta de que has vuelto a contactar con la magia? Los Rayos Magos, no solo vienen una vez al año, son nuestros recursos, nuestras potencialidades. Despiertan lo mejor de nosotros. Pero tenemos que decirles lo que queremos conseguir. Si no lo hacemos, si no les mandamos nuestras cartas, nuestros deseos y nuestros sueños van a pasar por delante de nuestra puerta y no van a dejar nada…¿a qué esperas?

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con el fin de obtener información estadística sobre la base de los datos de navegación de los visitantes. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso y, en caso de no aceptar su instalación, deberás visitar el apartado de Política de Cookies , donde encontrarás la forma de eliminarlas o rechazarlas. ACEPTAR
Aviso de cookies